¿Tienes un plan financiero de vida?

Es frecuente que las personas, en especial cuando somos jóvenes, dejemos a un lado los planes financieros para el futuro, particularmente si son a largo plazo. Probablemente esto sucede porque tendemos a pensar que el momento de formar una familia, de dar una educación a los hijos, de llegar al punto más alto en cuanto a éxito laboral se refiere y, por último, de acceder al retiro, está demasiado lejos.

Imagen

 

Sin embargo la frase popular “el futuro ya está aquí” es absolutamente cierta, dado que nos advierte que el tiempo transcurre tan rápido, que en cuanto terminamos de pronunciar una oración, ésta ya es parte del pasado. Nunca somos demasiado jóvenes para pensar y proyectar nuestro futuro.

Por esta razón, es necesario planificar el futuro financiero desde hoy.

Algunos podrán preguntarse ¿Qué pasa si ya no soy tan joven, si ya estoy próximo al retiro, o incluso ya me jubilé, y no tracé mi plan financiero de vida? ¿En este caso, ya no vale la pena hacer un plan? La respuesta a esto es: nunca es demasiado tarde para planificar el futuro.

Pensar en el futuro puede resultar un momento estresante o angustiante, puesto que nadie puede predecir exactamente qué va a ocurrir en ningún aspecto de la vida. Nadie sabe cuántos años vivirá, y nadie puede tener certeza absoluta sobre dónde y con quién pasará los siguientes años de su vida. No obstante, el temor a reflexionar sobre estos temas no debe ser un motivo para evadirlo, por el contrario, hay que enfrentarlo para sentirnos más seguros.

Ahorro, inversión, planificación

Para poder planificar nuestro futuro, lo primero que debemos hacer es unpresupuesto.

En él, haremos un catálogo de nuestros ingresos (fijos y variables) y nuestrosgastos (fijos y variables).

Ahí observaremos qué gastos son los que ocupan el mayor porcentaje de nuestro sueldo o pensión y decidiremos qué tan importantes son. Por ejemplo, si nos damos cuenta de que la mayor parte de lo que estamos ganando se utiliza en pagar la hipoteca de nuestra vivienda o local comercial, esto será un signo de equilibrio, puesto que en unos años terminaremos de pagar y podremos descansar de ese gasto, al tiempo que habremos ganado estabilidad y seguridad. Si, por el contrario, nuestro mayor gasto es en cosas más superficiales (dependiendo del criterio de cada quien), esto será una señal de alerta para poner atención en cómo gastamos nuestros ingresos.

Una vez que tengamos bien clasificados los ingresos y los gastos, podremos decidir qué recortes hacer para comenzar a ahorrar. Es importante ahorrar la mayor cantidad posible, ya que el ahorro es una actividad fundamental para tener finanzas sanas en el presente y futuro.

Ahorrar es bueno por dos razones principales:

1) nos permite tener dinero extra en caso de emergencias y

2) nos da la posibilidad de invertirlo para obtener más dividendos de éste.

El siguiente paso, cuando hayamos generado un buen ahorro, es pensar en inversión.

La inversión es el mecanismo que nos da la posibilidad de aumentar el patrimonio. Se trata de emplear una cantidad de dinero, para que ésta se multiplique.

Existen muchos tipos de inversiones: hay quienes invierten en programas o sistemas propuestos por los bancos y otras instituciones financieras, otros entran directo al mercado de valores, hay quienes optan por comprar divisas o metales, algunos otros compran terrenos, inmuebles o bienes duraderos, también se puede iniciar un negocio independiente, adquirir una franquicia, etcétera.

No existe una inversión ideal, la mejor inversión para cada quien, será aquella que vaya de acuerdo con sus necesidades personales y familiares.

En lo que se refiere al retiro, es muy importante tener en mente esta etapa de la vida en todo momento. Conviene estar informados sobre los mecanismos de las Afores, sin importar si aun no poseemos una. Es recomendable conocer qué Administradora del fondo para el retiro da los mejores rendimientos y cobra las comisiones más bajas.

También es muy útil saber sobre créditos hipotecarios para trabajadores como los de Infonavit y Fovisste.

Debemos tener la mayor información posible en lo referente a instrumentos de inversión y posibilidades para maximizar nuestro patrimonio, ya que existe un abanico bastante amplio y mientras mejor informados estemos podremos tomar una decisión adecuada.

Por lo tanto, una buena planeación financiera es aquella que incluye un presupuesto controlado y analizado por sus egresos e ingresos, la disciplina en el ahorro y un plan de inversiones adecuado a sus expectativas de riesgo. Las metas para cada uno de estos factores las fijamos dependiendo de nuestros sueños y objetivos.

Fuente: finanzaspracticas.com.mx

About casasgeojalisco

Durante su trayectoria GEO ha desarrollado y comercializado cerca de 510 mil viviendas, por lo que actualmente casi 2 millones de Mexicanos viven en una Casa GEO, es decir más del 1% de la Población Nacional. Corporación GEO es una de las empresas de viviendas más diversificadas en México, tiene presencia en 18 estados, 57 ciudades y municipios de la República. Anualmente vende más de 50,000 casas atendiendo todos los segmentos desde el económico hasta el residencial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: